lunes, 30 de noviembre de 2009

Una tarde de perros


Es el último día de noviembre de 2009 y hace una tarde infernal. Queremos salir, e ir andando hasta el centro para sacar los billetes del tren para ir a León el mes que viene, pero da no sé qué dejar la casa. Hace ya tres días que no salimos y eso se nota porque estamos acostumbradas a andar cada día más de una hora. El viento es lo más desagradable que puede haber. Por la ventana vemos volar las hojas secas de los árboles y las bolsas de plástico que alguien ha dejado en las propias papeleras. Hace falta lluvia, pero ésta no viene.

Hace un tiempo nos vimos atrapadas en una tormenta de granizo que pronto se congeló porque era invierno. Lo pasamos mal porque estábamos lejos de casa y no teníamos paraguas, pero en conjunto fue un día hermoso y para recordarlo hicimos algunas fotos.

miércoles, 11 de febrero de 2009



Cerámica popular de Galicia


Parece que la cerámica rústica de Galicia está perdiendo importancia en los últimos tiempos. No ocurre lo mismo con la extraordinaria de Sargadelos. Los principales centros de la cerámica popular están en Bonxe (Lugo), dedicados a hacer variadas piezas rústicas, muy bonitas; y en Buño, aldea de la Coruña, cuya tradición ceramista es muy antigua. Se conocen documentos del siglo XVI que se refieren a los alfareros del lugar. Los restos de algunas piezas antiguas hacen pensar en una posible influencia celta. Con los años se han ido perdiendo muchos artesanos. Hacen piezas muy variadas: escudillas, platos, tiestos, jarras, ollas, tazas, botijos y algunas más. Unas poco decoradas y otras con bonitos dibujos. En Niñodaguia (Orense), se producen ollas, cántaras, tazas, fuentes, cazuelas para la manteca, tiestos para plantas, botijos, escudillas y jarras. Como hay varios artesanos, cada uno con su propio estilo, las piezas son variadas. Yo tengo jarras de Buño y Niñodaguia, juntamente con otras de las que no sé la procedencia, pero sí sé que son gallegas. Algunas me las han regalado, he comprado otras y un par de ellas estaban en casa de los abuelos. Estas últimas son de color blanco, y se utilizaban para beber el vino. Tengo una muy rara, negra, comprada en una feria y pagada a peso de oro. En apariencia es feísima y eso, unido a ser pieza única en la exposición, creo que fue lo que me decidió a comprarla. En la etiqueta, que no es muy legible, pone algo sobre garantías y que servía para beber el vino.

Jarritas de Teruel



Cerámica rústica y decorada de Aragón


Aragón es tierra de vieja tradición ceramista. En la actualidad queda poco de su antiguo esplendor. En Huesca ha habido una buena tradición de cerámica rústica, pero ya quedan pocos centros dedicados a esta producción. Aparte de la capital, podemos nombrar los centros de Tamarite de Litera, Fraga y Naval. En general la elaboración está dedicada a vasijas, botijos, cántaras, cacharros de cocina como cazuelas, pucheros, escurrideras, jarros y poca cosa más. Las decoraciones son muy sencillas. El centro de Tobed, que tuvo su importancia en otros tiempos, ya ha desaparecido.


Zaragoza y Teruel se han dedicado más a la cerámica artística. Este tipo de cerámica tuvo sus orígenes en la Edad Media y estaba elaborada por los moriscos. Sus centros más importantes son Muel (Zaragoza) y Teruel capital. Muel tuvo su gran momento entre los siglos XVI y XVIII, aunque su origen es más antiguo. Su barro es amarillento con una cubierta lechosa que deja transparentar el color de la arcilla. La serie más suntuosa es la decorada en azul en la que se ve la influencia de Talavera y Cataluña. Sus piezas están más cuidadas que las de Teruel. En los siglos XIII y XIV, Teruel realiza una cerámica en verde y morado, muy parecida a la de Paterna. La cerámica azul comienza a fabricarse a finales del siglo XIV, es de un azul grisáceo. Los motivos ornamentales de decoración, que aún perviven, son animales como el conejo, dragones, vegetales, etc. En la actualidad hay varios ceramistas que se dedican a la reproducción de las piezas antiguas. Esta cerámica es una de las más vistosas y abunda bastante. Se vende en muchas tiendas y centros mayoristas. Elaboran piezas muy variadas: platos, jarras, macetas, juegos de café, botes de farmacia, etc., y en todas se puede observar ese sello especial que la hace tan atractiva. No pasa lo mismo con la de Muel que es muy bonita, pero se ve poco en las tiendas. Podeís ver mi Web: http://www.xtec.es/~isantiag



Cerámica de Valencia


Hay dos centros principales que han estado en el origen de la cerámica valenciana: Manises y Paterna. Manises comienza cuando los reinos de Taifas están muy debilitados y propician la llegada de Granada de un grupo de alfareros árabes con la misión de enseñar su técnica a los hermanos de Valencia. En las primeras piezas utilizaron el reflejo metálico y las hacían muy variadas: escudillas botes de farmacia, platos, candiles, etc. Después se introduce la influencia italiana con la policromía que comporta motivos muy diversos. En el siglo XVIII esta cerámica se ve afectada por la producción de Alcora (Castellón). En la actualidad hay gran variedad de piezas debido a que el número de fabricantes es considerable y cada uno quiere imprimirle su sello particular. Podemos adquirirla en todas las tiendas del ramo de las diferentes ciudades. Por suerte, todavía quedan artesanos que se dedican a reproducir las piezas antiguas, parece que con éxito.Yo tengo unas preciosas jarras de este estilo compradas en distintos centros.


La producción de Paterna empieza en el siglo XIII y hasta el siglo XV coexisten dos tipos de cerámica: una áspera y otra esmaltada. La esmaltada abarca dos periodos:Verde morada hasta el siglo XIV con diversas piezas decoradas con animales, plantas, formas geométricas y figuras humanas.Serie azul a continuación de la anterior. Cambia el color, pero las formas y los adornos son los mismos que en el periodo anterior. Las piezas mejor decoradas son los botes de farmacia. Esta cerámica se parece extraordinariamente a la de Teruel. Tengo una jarra larga y dos pequeñitas que imitan muy bien los modelos antiguos que he visto en algunos museos.

martes, 10 de febrero de 2009

Las mejores cerámicas populares


Cerámica popular de Salamanca
Alba de Tormes
Dentro de Salamanca es Alba de Tormes el mayor y más conocido centro de producción de cerámica. Son piezas de gran tradición y que, con el tiempo se han ido elaborando más y mejor, en formas, esmaltes, y dibujos. Sus artesanos producen de todo: cacharros para servir la mesa como ensaladeras, fuentes, fruteros, jarras etc. En la actualidad han conseguido, no sé cómo pueden hacerlo, unos complicadísimos barriles de filigrana. En los platos también se observa un gran trabajo, pero parecen más fáciles de elaborar que los barriles. Tengo algunas jarras y platos con unos dibujos muy bonitos.En algunas exposiciones de antigüedades he visto piezas de esta cerámica como figuras de un cierto valor.

Los viejos alfareros


Cerámica popular de Zamora

Pereruela y Moveros
son dos pueblecitos de la provincia de Zamora que tienen gran tradición alfarera. El primero ha producido y produce muchas piezas que se han utilizado en las cocinas de la zona para hacer unos exquisitos guisos. Aguantaban bien el calor de las cocinas económicas de antes, alimentadas, en unos casos, con carbón y, en otros, con leña. También tienen unos hermosos hornos. Éstos se utilizaban en otros tiempos para cocer el pan amasado en las casas de los campesinos. En la actualidad esas piezas son expuestas en las diferentes ferias del ramo y parece que todavía hay gentes que compran los hornos para cocer el pan que elaboran en su propia casa.Moveros produce una cerámica más clara, sin ningún tipo de barniz. Desde antiguo, la han elaborado principalmente las mujeres que transmitían sus conocimientos de madres a hijas.
No hace muchos años que todavía se empleaban los mismos procedimientos que antaño: las mujeres no se sentían atraídas por las técnicas de los tiempos modernos. Sus piezas no son muy variadas, pero sí sobriamente hermosas y originales, de las más elementales y remotas de la península. Su arcilla es de gran plasticidad. Parece que en los últimos tiempos esta cerámica está en auge: yo he visto en algunas tiendas, de distintas ciudades, piezas de Moveros utilizadas como elementos decorativos.